Historia de Castelserás

Recopilaciones de "La Voz Regional" realizadas por José Manuel Royo en agosto de 2002

La Voz Regional,  periódico quincenal independiente editado en Castelserás 1913 por David Gascón

Años de mil a cuarenta y cinco, antes de nuestro señor Jesucristo. Castelserás Castrum-Altus, simétrico de Altum  que vale tanto como  decir. Castillo, Alcázar, Ciudadela, desde donde estaba acampado y fortificado un ejercito: y lugar detención o parada para alimentarse 0 tomar víveres la tropa que va marchando.

Castelserás se fundó con el nombre de Castro–Alto en el año 1000 antes de Jesucristo, por los Iberos Edetanos, primitivos habitantes de España: ora como nación particular, ora como confederación de varios pueblos, ocupaban el país que se dilata entre las montañas I. Júbedas y las aguas del Ebro, y el Jalón, cerca Zaragoza, por la parte septentrional, hasta las costas del Mediterráneo al mediodía. Ciudad famosa a orillas del Guadalope, media legua más arriba del punto en que esta situada actualmente, en el sitio denominado hoy día Tejería de Calanda (encima de Torre Venedí), entre esta población y Alcañiz.

Fue teatro en el que ocurrieron sucesos, para siempre memorables en los Anales del Mundo: Hoy se confunde el nombre de Castelserás con el de otras poblaciones, y equivocaron al río Guadiana con el Cuadalope; pero, consultada la verdad histórica y situación geográfica, no puede dejarse conocer, que fue en Castelserás y no en otro punto, donde tuvo lugar el hecho notable que vamos a referir y justificar. Aquella célebre batalla, del general cartaginés Amilcar ,que recibió el dietado de Barca, esto es, rayo de la guerra con el insigne capitán edetano, Honorio Togo, apellidado Orisón, en el año 828 antes de nuestro Divino Redentor.

El gran guerrero africano Amilcar, sostuvo cinco años el poder de Cartago en Sicilia, contra los embates de los romanos: terminada la segunda guerra púnica, corrió a libertar su patria de nómadas y mercenarios y, vencidos los enemigos, fueron designados por el Senado para la conquista de España con el designio de plantar el estandarte cartaginés, formando un centro de acción desde donde podía invadir la Italia y concluir con el poderío romano llegando a la ciudad de Roma: a cuyo efecto procedería la fundación de Barcelona, habiendo sujetado a España o arrollando cuantos obstáculos se le pusieron a su paso. Aún no estaba terminada la edificación de Barcelona cuando tuvo que partir Almilcar a la Bética, por la sublevación de algunos pueblos que habían sacudido su yugo, o quiso acometer a los Edetanos, fuertes en su Ciudad de Castro-Alto, quienes no se consideraron seguros dentro de los muros, o quisieran pelear fuera, dejando entrar al enemigo en la plaza.

Para conseguir la victoria sobre las vencedoras armas cartaginesas, apelaron los Edetanos a un medio muy ingenioso, con lo cual pudieron concluir con sus enemigos. Reunieron todos los toros o reses bravas que pudieron allegar, que ataron con cueros humedecidos de alquitrán, sebo y azufre, colocando en primera fila del parapeto que formaron con una gran numero de uncidos por bueyes y llenos de material infumables que llegaban a los animales, de tal manera puestos que los bueyes pudieran soltarse sin un gran esfuerzo todo ello en dirección al río que traía una fuerte crecida. Y había de ser según las relaciones por los Tormazos y Santa Bárbara: los numerosos escuadrones cartagineses por los llanos de la Torre de Benedí y Más Blanco, con el Barranco de Agua Amarga. Amilcar ordeno tomar la ofensiva apiñadas las grandes huestes y creyendo imposible haber nada que pudiese resistir el empuje de los suyos cogiendo todo el frente, hábilmente presentado por el capitán Orisón. Ya cerca la irresistible caballería a un tiempo dieron fuego a los toros e incendiaron las carretas y bueyes sujetos débilmente a ellas. Furiosos los animales con las quemaduras que sufrían, se lanzaron con aterradora rapidez a chocar con los escuadrones que cargaban unos tras otros, causando la mayor confusión entre los caballos que querían huir espantados y se precipitaban unos contra otros, habiendo enseguida una gran multitud de cadáveres y caballos muertos o desbocados huyendo los toros atropellando todo.

Cuanto mayor era el desorden y el capitán edetano consideró conveniente, cargaron a una todos los edetanos y la hecatombe fue completa, dicen unos que Almilcar acabó allí sus días peleando como un valiente, según otros, huyendo su caballo metióse en el río y el célebre general cartaginés pereció arrastrado por la corriente de nuestro Guadalope. Tal es el acontecimiento histórico que dio a conocer el nombre de Castro-Alto, por todas las partes conocidas del globo: y en verdad que el caso es único en la historia y por demás extraordinario.

Debe tenerse por cierto, porque son muchos los historiadores que con mas o menor extensión y exactitud lo refieren, principiando por los escritores contemporáneos o más inmediatos al tiempo acaecido. Publicó, el historiador griego, que nació en los años 220 antes de Jesucristo, capitulo 1º libro 2º Historia de sus Tiempos, de cuya obra hay varias ediciones, las mas autorizadas, de Casaubón en París el año 1609; y de Bakker en Berlín, año 1844, Estabón, el geógrafo griego, que nació en Amasia, territorio de capadocia, el año 50 antes de nuestra Redención, y murió en tiempo del Emperador Tiberio, reinando desde el año 14 de nuestra. Era cristiana. Tito Livio, llamado el padre de la historia romana; que nació en Padua el año 59 antes de Jesucristo  y murió el año 18 de nuestra Era. Entre los escritores españoles, pueden citarse al Maestro Florian de Ocampo, cronista del Emperador Carlos I de España y de su hijo el Rey Felipe II, pagina 200 de los cinco primeros libros de la Crónica General de España, que dejo escritos en el año 1574,insertos en el tomo I de la obra intitulada, Glorias Nacionales Grande Historia  Universal, que publico el Doctor Don Manuel Ortiz de la Vega en 1852.escritores del país, D. Eduardo Jesús Taboada, Abogado y Notario de Alcañiz, pagina 23 y siguientes de su Monografía referente a esta ciudad, que publico el año 1898.

Con referencia al historiador alcanzaron, Don Juan Zapater Sancho expresa ,que a este ,refirió el Doctor Don Mateo Ainsa, vicario de Castelserás que en el año 1610 y quinta de Juan Benedí, luego de la Baronesa de Letosa, hoy de Gasque,(de José Alaber) el barranco llamado Agua–Amarga, hubo una fuerte avenida y la corriente descubrió un mausoleo o pedazo de edificio de ocho a diez pasos en cuadro, compuesto por sillares primorosamente labrados, con molduras e inscripciones: que se supone fuera de el sepulcro de Almilcar o algún monumento levantado en su memoria.

La venganza que tomaron los cartagineses mas tarde fue atroz. Los amigos de Amilcar prestaron su apoyo a su yerno Asdrúbal y la República de Cartago le confío dominar España que gobernó a su capricho, y frente de África fundó Cartagena. Consiguió prender al célebre Honorio Tago a quien dio muerte con gran crueldad y en el año 820 antes de Cristo, en el monumento de Asdrúbal hacia sacrificios a sus falsos dioses para tenerlos propicios en su empresa contra Roma, un criado de Tago lo mató en venganza de la muerte que él había hecho dar a su señor.

La espada de mando, pasa de manos de Asdrúbal, a Anibal, hijo de Amilcar quien llegó a ser uno de los más célebres guerreros de toda la antigüedad.

Año cuarenta y cinco antes de Nuestro Señor, con Cayo Julio César. del triunvirato de Roma hasta el año 471 que el Rey Visigodo Eurico, arrojo a los romanos de todas sus posesiones en España y puso guarnición en todas sus plazas fuertes, la ciudad de Castrum-Altum con los primitivos habitantes hispanos fue Castro–César con los romanos; o sea el real sitio donde estuvo acampado y fortificado el ejército de César. También se llamo Leónica.

Por los años 45 antes de nuestra Redención los triunviros, César, Craso, y Pompeyo ,se repartieron las provincias principales ,de la república romana, Copole a Creso, la Lira, a donde fue a morir a manos de los partos, a Cesar las Galias y la Germanía ,y a Pompeyo, la España ,con las posesiones del África ganadas por los romanos: del seno del Triunvirato, de donde debía el imperio, surgió la lucha entre los dos rivales; y, declarando la guerra, Cesar se dirigió con su numeroso ejército a nuestra península, en la cual tenia concentrado su poder Pompeyo.

Los historiadores, presentan como motivo del cambio en la denominación de la antigua Castelserás, Castro-Alto, Castro–Cesar, y así Zapater en su Historia de Alcañiz que dejó manuscrita en el año 1701; que ésta Ciudad de territorio edetano, sería una de las cinco ciudades de la antigua Iberia, que en un invierno el ejército del triunviro César acosado por las nieves estaba sin víveres y lo racionaron de trigo; ora que los españoles antiguos bajo los muros de Castro-Altum ,derrotaron a los soldados de Pompeyo después de sostener una lucha terrible, pudo ser la causa de tomar Castelserás el nombre de Cesar, cuyo recuerdo debía pasar a la posteridad más remota, el haber tomado los Edetanos, partido por Octavio, general de las cohortes cesarianas, y tener estas su y fortaleza en Castro-Alto, como Afronio y Pompeyo, quienes mandaban las tropas pompeyanas, tenían el centro de acción en Lérida, habiéndose declarado en su favor los Ilergetes, naturales de la región hoy Cataluña; con mas haber recibido César diputaciones notificándole que estaban habilitando gentes y pertrechos para ir a reunírsele como auxiliares cuando la celebre batalla de (Ilerda) Lérida, que mandaba el propio César, y fue el triunfo decisivo de este general, sobre su contrario.

Del otro nombre, Leónica, se limitan los historiadores a consignarlo; tal el Prior que fue del Monasterio de Rueda de la Orden de San Bernardo. Don Nicolás Sancho y Moreno, Pagina 355. Descripción histórica y artística de la ciudad de Alcañiz y sus afueras, publicado en los años 1860, lo mismo el cronista de Teruel Don Vicente (Pruneda) Prunela, en la Crónica que escribió de esta Provincia, pagina 53, inserta en la obra Crónica General de España, escrita parcialmente bajo la dirección del académico Don Cayetano Rosell en 1852. Aunque haya pocas noticias exactas  de los grandes hechos históricos que tuvieron lugar dentro de los muros o cerca de Castelserás, no existe duda alguna, que en ese punto se desarrollaron importantes sucesos, desde la venida a España del romano Publio Cornelio Escipión y su hermano Neyo. Bastando lo indicado para estas notas históricas, en toda esa Edad que generalmente se denomina antigua, hasta que la Ciudad de Roma fue deslumbrada como Mediodía de Europa, a causa de la invasión bárbara, o los pueblos de las selvas heladas de Germanía.

Ábrase un nuevo ciclo con el Imperio Visigodo que acabado, se vuelve al principiar de nuevo con la invasión Árabe; período de tiempo que comprende desde el Rey Eurico, de los godos, hasta el año 1119, que el  Rey de Aragón Sancho I o el batallador conquistó el reino moro de Zaragoza, con su conexo de Alcañiz y así Castelserás; Época de y transición entre la Edad Antigua y la Edad Media, que se caracteriza en España, con la guerra de la reconquista cristiana, y una nueva generación civilizadora.

Desde el año 409 al 416 ocurren las invasiones de los pueblos germanos del Norte. Los Suevos originarios de las orillas del alto Danubio y del alto Rhin, con sus jefes o reyes. Respondial y Gunderico: Godos venidos del mediodía de Suecia, con su Rey Ataulfo; estableciéronse en diferentes regiones de España, la Edetania, permaneció al lado de los últimos Emperadores de Occidente, desde Honorio hasta Rómulo Augusto, y hasta el 471con Euridico, no tuvo que sufrir el duro yugo de los Visigodos o Godos en España.

Sé continua la época mas desgraciada para los españoles, y resto de las antiguas razas, y pasa de los Godos a los árabes, pues aparte que la irrupción de los mahometanos fue como horroroso aluvión que inundo nuestro pueblo dejando en pos de sí, surcos de ruinas e incendios, o caminos de sangre y desolación del feroz Islamismo. Que solo se manifiesta por el exterminio; los mismos sectarios de Mahoma, sin la cuestión de religión, hubiesen sido menos odiados  de los primitivos españoles que lo fueron los godos durante su dominación de tres siglos.

Era causa de perturbación siempre constante, el reparto de tierras cuando la conquista que duraba hasta la invasión sarracena; se hicieron cuatro partes, con los bienes del Estado o que pertenecieron al Imperio romano, se hizo exenta la servidumbre y pagos, que se la adjudicaron los godos; Dejaron la cuarta parte de bienes a los antiguos dueños, y esta porción obligada a toda clase de tributos públicos: con medidas que tomaron los vencedores, para que la partición  de tierras entre Godos y españoles o los que decían Romanos, no se quebrantasen nunca y en modo alguno.

Sin que pueda dejarse de reconocer el continuo estado de despojo, con solo ver las Leyes 1ª a 19, Titulo 1, Libro 10, Fuero Juzgo o Recopilación de las Leyes Godas en el Concilio de Tudela, el año 691 y por tanto muy próximo al 711 de la batalla de Guadalete, y quedar España, bajo el dominio del poder musulmán. O de los Califas de damasco y luego de Córdoba, con reyes y régulos moros.

La reconquista española, llega al Reino de Zaragoza, y su conexión de Alcañiz, en el año 1119,poco puede decirse de la historia de Castelserás en los 648 años transcurridos desde el 471,que concluyó el poder de Roma, Solamente lo que escribían los historiadores alcañizanos ya citados; que al dominar los árabes la Península española encontraron arruinado Castelserás, o Castelzaeras, como entonces se nombraba esta población; y  que el Reyezuelo de  Alcañiz, llamado Almofalda, que era del linaje de Muza-Abencajur, rey de Zaragoza a restauró, dándole su nombre de Borgomofalda, esto es Fortaleza de Almofalda. *

* Fin de los capítulos I  a III de la Historia de Castelseras escrita en el Periódico  quincenal La Voz Regional.
(Castelserás 30 de Junio y 15 de Julio de 1913)
Firmadas por un Castelserano.

GASCÓN